Cómo cambiar los ajustes de fábrica de tu televisor para que la imagen se vea perfecta

Si eres una de esas personas que se compra un televisor nuevo, pasa horas eligiendo el sitio perfecto en su salón y luego lo estrena con su película favorita para celebrarlo… ¡te has saltado un paso crucial! Tu televisor (nuevo o antiguo) viene con una serie de ajustes que vale la pena revisar para conseguir la mejor calidad de imagen posible (o al menos una que sea de tu agrado). En síntesis te presentamos la información de Gizmodo.

Dado que cada una es diferente, y que nos podríamos pasar un año entero tratando de explicar los menús de cada televisor, vamos a cubrir algunos de los ajustes generales que deberías tener en cuenta. Es posible que cambien un poco los nombres en tu televisor; o incluso que alguno de ellos no aparezcan en el tuyo en absoluto. Sírvete una bebida bien fresquita, resérvate una hora en tu ajetreado calendario y configura tu televisor de una vez por todas para que quede perfecto.

Ajustar el brillo/contraste/tono/y todo lo demás

Tu televisor viene con una serie de ajustes que puedes tocar para conseguir una imagen perfecta. Estos van desde los aspectos básicos -el brillo, el contraste y la intensidad de la iluminación de la televisión- hasta ajustes más avanzados que te permiten ajustar específicamente la ganancia o la intensidad de los canales rojo, azul o verde por separado.

Pero ¿cómo sabemos qué parámetros hay que tocar? ¿Cómo saber si los ajustes que estás poniendo no están bien y hacen que la imagen de tu televisor se vea peor? Podrías salir y comprar un aparato muy caro que te permita calibrar tu televisor (y la pantalla de tu ordenador) para usarlo en casa, o podrías pagar a otra persona para que cambie estos ajustes por ti. En ambos casos gastarás mucho dinero.

Cómo averiguar los valores ideales

Para una alternativa más barata  siempre puedes acceder a un sitio como avsforum.com. Tienen una serie de apartados sobre ajustes ideales para una amplia gama de televisores. Busca el tuyo, y probablemente encontrarás otros que hayan publicado los resultados de sus calibraciones en casa o profesionales. (RTings.com también es un buen recurso.)

Lee la nota completa en Gizmodo.