Categorías
Destacada Guerrero

Guerrero a la vanguardia en inclusión y turismo

Esta playa además de sillas de ruedas y el fácil acceso a las playas, cuenta con un sistema de lectura en braille que traduce los letreros de la zona

En noviembre, Guerrero tendrá su primera playa incluyente para personas con discapacidad y será segunda a nivel nacional después de Cuastecomates, Jalisco, confirmó la presidenta del DIF estatal, Mercedes Calvo.

Entrevistada al término, de la firma del acuerdo de la Secretaría de Turismo federal y la Secretaría de la Mujer estatal, para implementar la Estrategia Integral de Prevención a la Trata de Personas en el sector de Viajes y El Turismo, dijo que Bahías de Papanoa, ubicado en Técpan de Galeana, permitirá que 48 personas tengan acceso a la franja de arena sin complicaciones.

“Vamos a tener rampas y luego tenemos como un tapete para que puedan caminar las sillas y puedan estar en la arena, son unas sillas especiales con llantas muy grandes para poder caminar por la arena, además de las andaderas condicionadas para caminar en la arena”, explicó.

Señaló que esta iniciativa permitirá que las personas con discapacidad puedan tener acceder al mar y tener una convivencia armoniosa, sin embargo reconoció que “se están apurando” para poder obtener una certificación.

Enfatizó que es importante no concentrar todo en Acapulco, pues no es el único lugar turístico del estado, por ello, se decidió que la primera playa incluyente del estado fuera en Técpan y adelantó que en un futuro el proyecto podría ser replicado en la Costa Chica.

En comparación con Cuastecomates, esta playa además de sillas de ruedas y el fácil acceso a las playas, cuenta con un sistema de lectura en braille que traduce los letreros de la zona.

Por otra parte, un grupo de discapacitados reclamó hoy en conferencia de prensa, que no existen espacios condicionados para ellos y ni siquiera aplican el manual de calle completa de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) federal.

Este manual explicaron, es una norma opcional de los gobiernos cuando realizan a cabo obras, sin embargo, no existen sanciones si este no se utiliza.

“Si ustedes creen que es un exceso tener que mencionarlas, imaginen lo que representa para el macho mexicano promedio tener que recibir órdenes de una mujer.