Inicio WOW Los paneles solares orgánicos son más baratos, flexibles y cada vez más eficientes que los convencionales
WOW

Los paneles solares orgánicos son más baratos, flexibles y cada vez más eficientes que los convencionales

4 minuto leer
0
165

Los paneles solares fotovoltaicos son una herramienta muy atractiva de generación de energía eléctrica. Sobre todo en los países con un clima benigno que disponen de muchas horas de luz solar durante la mayor parte del año. Las células con las que están fabricados suelen ser de silicio o arseniuro de galio, y tienen una propiedad muy interesante: son capaces de transformar la radiación solar en electricidad con una eficiencia que suele oscilar entre el 15 y el 22%. En síntesis te presentamos la información de El País.

Estos son los paneles que todos conocemos, los convencionales, pero hay otro tipo de paneles solares mucho menos conocido y que promete poner las cosas cada vez más difíciles a los diseños con células de silicio o arseniuro de galio: los paneles orgánicos. Y es que un grupo de científicos chinos ha conseguido mejorar esta última tecnología lo suficiente para que empiece a posicionarse como una alternativa muy sólida a los paneles fotovoltaicos que utilizamos actualmente.

Buenos, bonitos y… más baratos

En vez de recurrir a células fotovoltaicas de silicio o arseniuro de galio, los paneles orgánicos utilizan células de carbono y plástico, por lo que su fabricación es sensiblemente más económica. Esta es su primera ventaja, pero no es la única. Además, estos materiales les confieren una flexibilidad estructural muy atractiva que permite instalarlos en superficies que no tienen por qué ser planas. En teoría, incluso podríamos llevarlos en la ropa con el propósito de utilizar la energía eléctrica que generan para, por ejemplo, cargar la batería de nuestros dispositivos móviles.

Panelfotovoltaico

Pero hay un «pero». Uno importante. La razón por la que los paneles fotovoltaicos orgánicos, los de carbono y plástico, no han conseguido imponerse a los paneles con células de silicio a pesar de su inferior coste y mayor flexibilidad no es otra que su menor eficiencia. Y es que hasta ahora eran un 50% menos eficientes que los diseños convencionales, por lo que su eficiencia solía oscilar entre el 7 y el 10%. Pero, precisamente, esta es la desventaja que los investigadores chinos de los que os he hablado antes están enmendando.

Lee la nota completa en El País.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por CoEditor Web
Cargue Más En WOW
Comentarios cerrados

Mira además

El FBI advierte a los bancos sobre un posible hackeo a cajeros automáticos en todo el mundo

Krebs on Security, la conocida página creada por el investigador Brian Krebs, asegura que …